Jodojo.es

Bienvenidos

¿Qué es un ryu?

Escrito por Wayne Muromoto

Traducido por Borja Cabellos

 

Nota del editor: Después de leer este primer artículo en el número 8 de Furyu Revista de Budo, inmediatamente envíe un correo electrónico a Wayne para solicitar colocarlo aquí, ya que refleja de manera sucinta nuestra comprensión de este tema un poco malentendido. Él respondió que «cuando estaba escribiendo las cosas, oía la voz de Meik tras de mi, porque le había entrevistado hace años, y tratamos sobre el tema de la definición de koryu y de ryu. Así que si le gustó, quizás fue porque yo estaba subconscientemente reelaborando sus propios pensamientos, mientras escribía el artículo.» Meik siempre dice que el grado de inteligencia de cualquier persona es la medida en que él / ella están de acuerdo con él, por lo que Wayne debe ser bastante inteligente!

El estilo era fundamental en el modo de vida del samurai – estilo de ropa, armaduras, armas, habilidad con las armas y el comportamiento en el campo de batalla; en esto no difieren mucho los sus contemporáneos caballeros de Francia e Inglaterra. Sus perspectivas culturales, sin embargo, difieren enormemente. Los japoneses son un pueblo alfabetizado y la cultura literaria de los samurai estaba muy desarrollada. La alta nobleza de Japón, los que residían en la corte del dios-emperador “sin poder”, no buscaban una reputación militar por encima de todo, pero se esforzaban por la gloria literaria. Su ejemplo marcó el tono de los samurai, que generalmente querían ser conocidos como espadachines y poetas… Los mejores guerreros del Japón feudal, por lo tanto, fueron también los hombres de mente, espíritu y sentidos cultivados.
John Keegan, “A History of Warfare”

¿Qué es un ryu?

La respuesta fácil es aquella consistente en traducirlo como «estilo» o «escuela», como una cierta manera de hacer algo.

Pero no esperarás que Furyu, Revista de Budo, acabe con esta patética respuesta, ¿verdad? Por supuesto que no. Esto es más complicado, hay más implicaciones la respuesta. Ciertamente, «estilo» o «escuela» es una buena definición taquigráfica de ryu. Pero tras una mayor reflexión, -ryu adjunto a un sistema de artes marciales, abarca mucho más que un «estilo» o manera de hacer las cosas.

El Flujo desde la Fuente

Quizás la primera vez que te uniste a un club de artes marciales, inmediatamente comprendiste que no todas las artes marciales eran semejantes. La gente de Taekwondo, por ejemplo, usaba bordes negros en sus trajes de entrenamiento y emplean muchas patadas altas en comparación con la gente de Okinawa Karate-do, que llevaban todos un traje blanco más sencillo y se basaban más en golpes cortos y patadas bajas. Y luego estaban los chicos del kung-fu con sus anchos pantalones y camisetas negros. Entonces apareció algo llamado aikido, donde los cinturones negros llevaban pantalones anchos y grandes (en realidad es mas una falda-pantalón) y que hacían muchos controles de muñeca y lanzamientos (proyecciones), pero eran diferentes de los chicos del judo, que luchaban mucho sobre las esterillas, que eran diferentes de…

¿Captas la imagen? Existen abundantes diferencias en todos los budo modernos. ¿Ahora estamos diciendo que podemos especiar aún más los métodos marciales clásicos de Japón?

Sí; ésta es la maravilla de las artes de lucha Asiáticas. Hay muchísimas variaciones. Se podría pensar que puede haber muy pocos modos en que se puede usar el propio cuerpo o las armas para derribar a un enemigo, teniendo en cuenta que nuestra fisiología humana son casi iguales, pero las artes de lucha Asiáticas se han desarrollado para aprovechar las sutiles variaciones sobre temas y conceptos básicos.

Es esta sutileza en la aplicación de forma el sello distintivo del ryu y ryuha, pero nos estamos adelantando a nosotros mismos. En primer lugar, el término-ryu en japonés proviene de la pronunciación de caracteres chinos (en japonés) ryu (o nagare, en una alternativa de lectura). Que significa «fluir, fluyendo… sistema escolar», según mi diccionario de caracteres kanji. En Japón, cuando -ryu se adjunta a una palabra como parte de una escuela de arte o de artes marciales, significa un sistema particular o estilo del arte.

Por lo tanto, tenemos Shito-ryu karate, o el «sistema» Shito de karate, el Kashima-ryu sintoísta, o «escuela» centrado en el santuario sintoísta de Kashima, el Sogetsu-ryu, o sistema de arreglo de flores Sogetsu, etc.

En muchas artes tradicionales japonesas que se iniciaron en lo que se puede correlacionar crudamente con lo que era la época medieval, el fundador del estilo experimentó lo que equivale a una revelación divina. Estos expertos ya habían desarrollado un amplio repertorio de conocimientos técnicos a través de un estudio de los métodos marciales y a través de la experiencia real en el campo de batalla y/o entrenamiento. Pero al haber agotado y llegado a los límites de sus conocimientos técnicos, conscientemente se sometieron a shugyo, o un riguroso entrenamiento que puso a prueba su mente, cuerpo y espíritu.

A menudo, promulgada en los confines de la tierra sagrada, como un santuario sintoísta o templo budista, o en un refugio religioso oculto, en el desierto o la cima de una montaña, se entiende shugyo como la brecha a través de la capa superficial del mundo físico, que pone al desnudo los secretos del universo espiritual. Al igual que la intensidad del entrenamiento Zen, después de haber agotado los caminos habituales de la conciencia, el candidato en las artes marciales shugyo alcanza una nueva y esclarecedora visión.

Después de este período de intenso entrenamiento, oración, y algún tipo de ayuno y/o abstención, una visión se aparece al fundador, la cual le daría la clave de la verdadera maestría de su arte. A menudo, una simple frase o una muy rudimentaria técnica(s), la revelación sería la llave que desbloqueará todos los métodos que posteriormente desarrollaría el fundador. Como tal, la revelación fue tenshin shoden, o el conocimiento otorgado por los Cielos, o muso; los conocimientos adquiridos gracias a un sueño celestial.

El conocimiento, por lo tanto, era puramente divino cuando pasó de los dioses a la primera generación. Si se quiere mantener como un sistema de inspiración divina, entonces siempre hay que volver esta persona, el fundador. Por lo tanto, el término -ryu, o nagare, es un flujo que se remonta a las fuentes del estilo, que fue la inspiración divina.

Hay una diferencia en la conceptualización aquí, una que un hombre moderno (actual) debe entender. Gran parte de pensamiento intelectual moderno plantea que estamos avanzando hacia un cada vez mejor, cada vez más maravilloso futuro, a menos que se sea existencialista, nihilista, o simplemente deprimido. Como sociedad, es posible que no necesariamente creamos en el glorioso día del Juicio Final cristiano, sino que tendamos a pensar que el conocimiento y la historia son lineales. Para muchas culturas asiáticas, el tiempo puede no ser necesariamente lineal. Se puede repetir un círculo o un tipo de espiral, en los cuales los siglos repiten sin fin ciertos temas, al igual que la forma en que las lluvias de los monzones caen cada año en los arrozales del sudeste de Asia. Algunos años las lluvias son abundantes, otros años son secos, pero el tiempo parece ser una repetición de espiral.

Este patrón espiral, el nudo Gordiano de la relación de causalidad si quieres, fue cortado por Buda, que puso fin a la repetición de la cadena de la reencarnación con su iluminación. Desde su tiempo, sin embargo, la filosofía budista sostuvo que entramos en una era llamada mappo, o una época en que la sabiduría de los antiguos decaía. Así, el futuro, por lo tanto, no es necesariamente mejor que el pasado. En mappo, las recientes innovaciones no pueden ser mejores que las enseñanzas originales. Todo después de Buda es ligeramente inferior a Buda.

Para los japoneses, y hasta cierto punto, los chinos, sobre todo cuando estaban en medio de una guerra civil, el mundo parecía ciertamente que se dirigía a la destrucción.

¿Todavía me sigues? Bueno, entonces, el concepto de la decadencia y la entropía tiene una incidencia en lo que es un ryu. Ves, a menos que puedas alegar que sigues una corriente pura desde la fuente, la transmisión directa (jikiden) de los métodos y conceptos del fundador, el cual recibió orientación divina, tus artes marciales son una degeneración. Por lo tanto la innovación en aras de la «modernización» o de la actualización del ryu se considera como una degradación. Esa es la razón por la que un ryu se esfuerza por mantener sus características definidas, tal y como fueron postuladas su fundador.

Esto no quiere decir que los ryu de artes marciales clásicos sean inmutables, como una pieza de museo. Usando la analogía de un manantial alimentado con corriente, si las aguas del río se detienen, se estanca y se convierte en una poza. El río debe «fluir a través del tiempo.» Cada dirigente del ryu, que supuestamente recibe la transmisión directa, posee la prerrogativa para redefinir las enseñanzas del ryu, siempre y cuando siga siendo fiel a las bases filosóficas y técnicas inherentes.

Así, Shimizu Takaji, uno de los mayores exponentes de Shinto Muso-ryu jo en el siglo XX, fue capaz de desarrollar técnicas Kihon (básicas) para mejorar la instrucción moderna de los estudiantes en el personal arte inspirado por la visión de Muso Gonnosuke mientras meditaba en la cima del Monte Homan. Shimizu sistematizó diversos movimientos comunes a muchos kata y desarrollo una serie de técnicas básicas que ayudan al entrenamiento; el no alteró los movimientos de los kata en si mismos.

O, otro ejemplo, mi escuela tiene en sí el concepto de kufuu-den. Mientras que el Bitchu-den Takeuchi-ryu tiene un sistema de kata que se remonta a varios siglos, recientemente he descubierto que hay otras técnicas claramente añadidas por instructores posteriores. Los kata originales permanecen relativamente sin cambios, pero a causa de los intercambios con otros ryu y las revelaciones descubiertas en el curso ordinario del entrenamiento, los maestros y estudiantes de nivel superior han elaborado diversos Kihon para mejorar la formación de los estudiantes. Esta superposición de las técnicas, en mi opinión, si se hace con claridad y por buenas razones, es un buen estímulo para mantener vivo y próspero el ryu.

Otras escuelas clásicas tienen diferentes clasificaciones de tales complementos, un término es Gaiden (aprendizaje íforaneo», es decir, técnicas desarrolladas fuera de la visión del fundador en si).

Puedes ver como, por lo tanto, un típico clásico -ryu es diferente de un íDoî moderno. En el caso del judo y kendo, los katas oficiales fueron elaborados por comités de seres humanos, cuyos esfuerzos están en sintonía con la tendencia modernista de que las cosas siempre se pueden mejorar con tiempo y el ingenio humano. Incluso el Karate-do moderno, al mismo tiempo que mantiene las variaciones ryu, intentó desarrollar una normalización de base con la implementación de la formas Heian (Pinan).

Debido a que dichos kata se desarrollaron de una (supuestamente) manera científica, siempre están abiertos a ajustes y a la redefinición. Un buen ejemplo son las formas de iai seiteigata, desarrollado como estándar para iaido en la década de 1970. Desde que se me enseñó por primera vez, seiteigata ha experimentado varios cambios, todos para «mejor».

Las rápidas innovaciones en los kata no serían posibles en un ryu clásico, ya que uno estaría jugando con la inspiración divina, y por lo tanto, cualquier cambio tiene que venir no sólo a través del razonamiento técnico sino a través de otra revelación divina, o alguna introspección muy profunda, por lo menos. Y las visitas de divinidades, por supuesto, siempre han sido bastante raras, al menos más raras que las abducciones con contactos extraterrestres.

Un ryuha es una facción de una facción, es decir, se trata de una variación de un ryu creado por uno de sus discípulos destacados. El discípulo no ha roto completamente con las enseñanzas del ryu, pero ha desarrollado una variante que es notablemente diferente de la línea original, pero conserva las características básicas del ryu. Este Ryuha entonces se convierte en un linaje diferente a la línea original, un tributario, si se quiere, de los principales ríos. Por lo tanto, la Toda-ha Buko-ryu (1) naginatajutsu es la variación Toda de Buko-ryu; del mismo modo, la Ono-ha Itto-ryu kenjutsu es la variación Ono de Itto-ryu.

Ryu y Do

A causa de las enormes diferencias entre sistemas relativamente recientemente desarrollados, el karate-do conserva sus sistemas ryu. Así, mientras una escuela como el Shito-ryu puede tener el kata kusanku, este es diferente de un kusanku estilo Shotokan, que será diferente de un kusanku Matsubayashi Shorin-ryu.

El judo, como forma de «do» (un tipo «moderno» de arte marcial que acentúa el desarrollo de la mente, el cuerpo y el espíritu sobre la defensa propia o métodos de combate), es solamente judo. Puedes tener un estilo Kodokan de judo, un estilo de colegio japonés, un estilo Olímpico, pero porque todo esto está englobado, no hay ningún ryu en el judo.

El judo es tan maleable en técnicas, y es tan razonable en su uso científico de los métodos de agarre orientados a la competición, que continua creciendo e innovando en su complejidad técnica. De hecho es realmente difícil innovar y crear algo «completamente nuevo» bajo el sol. La mayor parte de nosotros, artistas marciales en este día y época simplemente no somos capaces de tal aturdidora originalidad.

Lo mismo en kendo. Kendo es aún más antiguo que el judo como forma «moderna» organizada por un comité, resucitado por artistas modernos con objetivos deportivos y filosóficos. Mientras puede haber ryu en kenjutsu, en kendo hay sólo kendo, y las particulares variaciones de los profesores.

Originalmente el aikido comenzó como una consolidación de técnicas compiladas por Ueshiba Morihei de varios ryu, pero esta forma moderna desde entonces se ha fisurado y separado, y como se puede considerar, se ha ífaccionalizadoî en grupos legítimamente diferentes, aún ryu. Pero en general, uno todavía puede ver un tono similar que une a un practicante del estilo Tomiki por ejemplo, a un practicante del estilo Yoshinkan, a un practicante del estilo Aikikai; todo lo cual es notablemente diferente de Daito-ryu, por ejemplo.

El Iaido es un arte interesante; Zen Nihon Seitei Gata son las formas estandarizadas a las cuales se adhieren la mayor parte de los practicantes de Iaido, pero que cubre por encima a los distintos ryus de iai existentes.

Ryu Du Jour

Juzgando de la popularidad de modas en artes marciales establecidas en US, nos gusta la mezcla de técnicas, pensando que si ponemos juntos todos los sistemas obtendremos algo mejor que la suma de sus partes. Para un purista, sin embargo, demasiado a menudo únicamente formamos una mezcolanza ilógica.

En el deporte, la innovación es buena. El Judo Olímpico, por ejemplo es constantemente modificado por influencia de otras maneras de lucha cuerpo a cuerpo, que se incorporan dentro del marco de las reglas y regulaciones de competición del tipo «randori». El Karate-do se ha beneficiado (aunque habrá quienes opinen que también ha sufrido) con el intercambio de métodos en los torneos abiertos entre exponentes marcadamente distintos; los practicantes de estilos Koreanos pueden aprender técnicas de mano de los practicantes de estilos Okinawenses, los practicantes de estilos Japoneses pueden aprender técnicas de pateo del los practicantes de estilos koreanos, etc.

Cuando se hace apropiadamente, tal fertilización cruzada es buena para el crecimiento de las formas modernas. Es por lo general desastroso, sin embargo, cuando los principiantes con un conocimiento sólo superficial de las técnicas intentan mezclar y emparejar métodos diferentes para crear su propio «innovador» el estilo, instantáneamente «clásico», que por lo general termina sobre la cubierta de alguna revista de artes marcial y luego se desvanece cuando la siguiente moda excita a la lectora audiencia.

Es un poco más complejo cuando esto deviene en la innovación dentro de una forma de ryu que es un koryu o sistema marcial clásico antiguo. Recuérdese que un ryu es el flujo desde una fuente. Si innovas demasiado, se corta el vínculo del ryu con sus orígenes divinos. También puedes cambiar tanto el estilo que sea irreconocible como un estilo particular.

Finalmente, alguien como el fallecido actor de películas de artes marciales, Bruce Lee, fué lo bastante honesto como para comprender que sus innovaciones en el Wing Chun eran lo bastante enormes como para garantizar la consideración de su arte como algo completamente diferente: Jeet Kune Do. …l no se ocultó detrás de la tentación de llamar Wing Chun a su cambiado sistema, aunque parezca que él realmente siguió sacando cosas de aquel arte.
Al menos él era honesto y no trató de parecer lo que no era. Esto es mejor, a diferencia de algunos de nuestros «innovadores» actuales que denigran los estilos clásicos y mantienen toda la parafernalia de las artes marciales asiáticas, incluyendo el cinturón negro, traje de entrenamiento, y (sobre todo) la redundancia de títulos de sonido oriental. (Alguien me envió una copia de una carta que recibieron de un tal «maestro» que selló su nota con un sello oficial. El único problema era que los caracteres chinos del sello, que asumo quería se leyese algo como «el gran maestro» realmente decía «certificado de aprobación de matanza de árboles». Vaya, Imaginenselo.)

La innovación es necesaria en un deporte para acentuar más su aspecto deportivo. Sin embargo, un ryu marcial clásico no es sólo un deporte, es una tradición artística, y mantener su integridad significa mantener la proximidad a sus orígenes. El mobiliario Cuáquero, por ejemplo, se puede rehacer por artesanos contemporáneos utilizando herramientas eléctricas y maquinaria moderna, pero en mi opinión no son muebles de estilo Cuáquero, si están hechos de plástico y sus remaches de los últimos colores de neón y las telas de tipo grunge. Un ryu clásico no es un ryu clásico si la innovación lo hace totalmente irreconocible.

Aquellos con un enfoque más práctico pueden arg¸ir que el mantenimiento de las formas clásicas es irrelevante en estos días y época. Sostienen que el aprendizaje de la habilidad de luchar en armadura completa con el clásico complemento del guerrero de armas ligeras no tienen sentido en este día y época, y su manera es mejor. Esto generalmente significa que están enseñando una combinación íútil para la calleî de técnicas sin vínculo alguno, tal vez usando accesorios modernos, como cadenas de bicicleta, cuchillos de lucha etc.

No solo es falto de gusto, en mi propia y elitista opinión, sino que tales extraños pensamientos fuera de la lógica, atacan la verdadera razón por la que el «Ryu» ha sobrevivido en el tiempo. Por el hecho de haber sido teorizado y extraído de situaciones prácticas contemporáneas, no envejece. El «Ryu» clásico es atemporal, no puntual.

En un par de décadas, el innovador moderno kata de la reyerta del bar puede no tener sentido porque los bares podrán ser sustituidos por la realidad virtual de bares Internet. El argumento del super gran sensei-kahuna matanza de árboles sobre la «relevancia» significa que debemos cambiar cada vez que los tiempos cambian, cayendo así en la trampa de mantenernos siempre al día con las últimas tendencias de moda o del arte marcial del mes.

Pero el ryu apenas cambia, fluye, ya no desde el presente, sino desde el pasado hasta el presente, y en el futuro, sin importar lo que puede deparar el futuro.

Esto, en una época en que la efímera fama se mide en minutos, si no en segundos, es un pensamiento alentador.

El río fluye, pero algo prevalece del pasado, que nos conduce a través del presente, hacia el futuro, si entramos en sus aguas claras para beber.

1Nota del editor: Puedes pensar que esta era el caso, pero en realidad somos la Buko-ha del Toda-ryu. A principios del siglo XIX, Suneya Ryosuke, el 12∫ líder del ryu, cambió el nombre a Toda Buko-ryu o Toda-ha Buko-ryu (se usaban ambos). Nadie esta seguro de los porqués, pero esa es una de las singularidades que uno se encuentra cuando trata de un koryu específico.

Copyright ©1997 Wayne Muromoto. All rights reserved.

N. del T. Este artículo ha sido traducido del original que podéis encontrar en el siguiente enlace: http://www.koryu.com/library/wmuromoto3.html

Jodojo.es © 2014 Frontier Theme