Jodojo.es

Bienvenidos

Reportaje: Gasshuku en Guadarrama (Agosto 2020)

GASSHUKU EN GUADARRAMA (AGOSTO 2020)

A pesar de la dificultad de la situación, especialmente en España debido a la COVID-19, un pequeño grupo de valientes íberos decidieron no dejar pasar la oportunidad de tener unos buenos entrenamientos y decidieron montar un gasshuku casi improvisado.

Fuimos sólo siete personas y yo mismo y el evento tuvo lugar desde el dos al ocho de agosto, en uno de nuestros sitios favoritos; el precioso Centro Fray Luis de León situado sólo a diez minutos a pie de la localidad de Guadarrama, cerca de Madrid.

Feru Ni («Fernando segundo») vino desde la ciudad de Valencia, me recogió en la mañana del domingo en mi piso de Madrid y fuimos juntos hasta Guadarrama, donde nos encontramos con Feru Ichi («Fernando primero») y Pedro. Fue un momento de alegría ya que no nos habíamos visto desde hacía mucho y, como era antes de la comida, fuimos a tomar un pequeño aperitivo en nuestro bar favorito del pueblo. Mientras disfrutábamos de una cerveza con algo de jamón ibérico expliqué el plan para los días siguientes, y contamos algunos chistes. Y fue de uno de ellos contado por Feru Ni del que nació el lema «no oficial» del gasshuku:

«Por un lado bien, pero por el otro …»

El chiste en cuestión no puede ser reproducido aquí sin temor a herir sensibilidades, pero el significado general subyacente hace referencia al hecho de que todo tiene aspectos buenos y malos, ying y yang («inyo» en japonés).

El gasshuku propiamente dicho comenzó oficialmente a las17 horas del domingo 2 con la presencia de ambos Ferus, José Luis, Pedro y Jean Pierre.

En esta ocasión, puesto que los primeros días iban a estar sólo los alumnos más avanzados opté por un formato no muy común; le dimos la vuelta a todo y revisamos nuestra escuela en el orden inverso desde la perspectiva del aprendizaje; las armas paralelas primero y después fuimos a través de las series de katas de Jo también en el orden contrario, dejando para la última sesión el kenjutsu y el tanjojutsu. Pensé que sería interesante ver todas las series desde las más avanzadas a las menos, siguiendo el probable orden de creación del ryu en un intento de obtener alguna revelación (merece la pena mencionar que Ran ai y Gohon no midare no están listadas en el denso original y por lo tanto fueron adiciones posteriores – Gohon o Ran ai no midare fueron añadidas recientemente por Shimizu sensei a mitad del siglo XX-).

El domingo y el lunes fueron dedicados por tanto a las armas paralelas (jutte y kusarigama) y las hicimos en el orden en el que suelo enseñarlas; jutte omote, kusarigama omote, kusarigama ura, jutte ura y kusarigama okuden (aunque en esta ocasión no vimos esta última serie). Todos revisaron lo que ya sabían y aprendieron nuevas katas.

La práctica comenzó siempre con suburis y diferentes tipos de uchikomi seguidos por algunos ejercicios diseñados para familiarizarse con aspectos importantes de ciertas técnicas de las katas. A menudo una pequeña demostración de la serie completa se realizaba y entonces las katas se mostraban una a una y se practicaban extensivamente.

Nuestras sesiones de entrenamiento en España comienzan tradicionalmente más tarde que en el resto de Europa, pero en esta ocasión fue incluso más tarde para cumplir con los requerimientos del centro. Las sesiones matinales comenzaban a las 10:00 y finalizaban a las 13:30, mientras que las sesiones de la tarde transcurrieron desde las 17:30 hasta las 20:30 horas. El desayuno era servido a las 9, la comida a las 14 y la cena a las 21 horas. No hubo día cultural ni de descanso.

Por un lado el kama es más corto que el tachi, pero por el otro…

Cada día después de la comida aquellos interesados tuvieron sesiones de shodo guiadas por Feru Ni mientras que evitábamos las horas más calurosas del día.

También, cada noche después de la cena tuvimos la oportunidad de ver muchos videos personales con Nishioka sensei de los años en que viví en Japón.

El martes fue dedicado enteramente a la serie de jo Shiaikuchi u Okuden y, como novedad, aquellos que ya habían completado todas las katas tuvieron la oportunidad de practicarlas en el orden original tal cual están escritas en el denso (el orden en el que las aprendemos en nuestra línea fue probablemente decidido por Shimizu sensei).

El miércoles Raúl, el líder de grupo de Sevilla y Josemi se unieron a nosotros y aquella noche cancelamos la cena en el Centro y fuimos al pueblo de celebración. Por fin todos los participantes estábamos presentes.

Desde el miércoles revisamos Gohon no midare, Samidare, Kage, Ran ai, Chudan y Omote. El viernes por la tarde finalizamos con kihon sotai dosa y el sábado por la mañana fue dedicado a kenjutsu, tanjojutsu y entrenamiento libre antes de finalizar el gasshuku.

Durante nuestra estancia, teníamos un grupo de maravillosas mujeres octogenarias sentadas cerca de nosotros en el comedor. Resultó que ya nos habían visto antes en años previos y disfrutaban observándonos desde la distancia mientras entrenábamos. Quisieron ver más de lo que hacíamos de modo que las invitamos a que mirasen e incluso las tuvimos de público en un improvisado enbu. Así fue como nació nuestro primer club de seguidoras.

Pero no todo fue bueno. Desafortunadamente Jean Pierre tuvo que perderse el último par de sesiones debido a unos problemas de salud transitorios y lo peor fue que no pudo realizar su examen para sandan tal y como estaba programado. Me congratulo de poder anunciar que está totalmente recuperado y esperamos que haya otras oportunidades de obtener su grado.

El viernes por la noche decidimos finalizar un poco antes y acudimos de nuevo al pueblo pensando que nos merecíamos satisfacer nuestra ansia de ibérico y una ronda de cervezas antes de cenar.

El sábado por la mañana un principiante del grupo de Madrid se dejó caer de manera inesperada y participó en el Keiko.

Tras finalizar la práctica rápidamente recogimos nuestras pertenencias y fuimos al pueblo donde algunas de nuestras familias se unieron para ya juntos disfrutar de una espléndida comida en uno de nuestros restaurantes favoritos de Guadarrama. Mientras nos cebábamos el gasshuku era oficialmente clausurado.

En todo momento el tiempo fue fantástico y además pudimos entrenar siempre al aire libre y en la sombra. La comida también fue soberbia y, como de costumbre, fuimos muy bien tratados por el personal del centro. Realmente nos sentimos como en casa allí.

Desde aquí quiero agradecer a aquellos que pudieron asistir, ha sido realmente uno de los mejores encuentros.

Esperemos que lo podamos repetir, mejor antes que después.
VB

Jodojo.es © 2014 Frontier Theme