Jodojo.es

Bienvenidos

Transmisión y sucesión en las artes clásicas

Escrito por Meik Skoss

Traducido por Juli·n RÌos

En el estudio del kobudo y el kobujutsu (artes y vías marciales clásicas japonesas), una de las preguntas mas intrigantes es la de la transmisión y la sucesión de las diferentes tradiciones marciales a través del soke o iemoto (dirigente o sucesor de un ryu). Las modernas vÌas marciales, las formas ìdo», generalmente no siguen los mismos patrones de transmisiÛn tÈcnica o cultural, y es f·cil para la gente de fuera de JapÛn malinterpretar como fueron transmitidas las tradiciones cl·sicas a travÈs de generaciones. Incluso muchos japoneses de hoy en dÌa est·n confundidos, a pesar de que a menudo profesan su creencia en un conocimiento com˙n o sentido pr·ctico, supuestamente universal a los japoneses (joshiki).

Es necesario comenzar con un entendimiento de como ocurrÌa la sucesiÛn de la direcciÛn en koryu en el pasado. Los mÈtodos m·s importantes eran isshi soden (la transmisiÛn completa de las tÈcnicas y principios de un ryu a su heredero de sangre) y yuiju ichinin (la enseÒanza de todos los secretos del ryu a un ˙nico heredero designado que no era miembro de la familia). La transmisiÛn de una escuela de este modo, limitando el acceso al m·s alto nivel de las tÈcnicas y principios a su sucesor y algunos alumnos seleccionados, sirviÛ para mantener el prestigio del ryu y proteger la autoridad de su lÌder. En la mayorÌa de los casos, habÌa un lÌmite estricto al n˙mero de personas (por lo general sÛlo uno, rara vez m·s de un puÒado) que podÌan recibir esas enseÒanzas y tÈcnicas especiales. Para demostrar que alguien era un sucesor legÌtimo, podÌa recibir una licencia especial que lo acreditaba, densho (rollos que contienen los principios tÈcnicos m·s importantes y los asuntos esotÈricos de la escuela), y, quiz·s, una espada, lanza, u otra arma de especial importancia para el ryu. Incluso si alguien ostentaba el menkyo kaiden (la licencia tÈcnica de m·s alto nivel) o su equivalente, sin estos emblemas o sÌmbolos Èste no serÌa reconocido como legÌtimo sucesor. Esto se debe en parte al hecho de que, a lo largo de los aÒos, hubo muchos hombres que recibieron menkyo y era necesario distinguir entre los plenamente cualificados de un ryu, sus maestros autorizados con licencia, y los legÌtimos titulares de las tradiciones. Esta situaciÛn se complica a˙n m·s por la pr·ctica ocasional de separar las posiciones de lÌder y profesor en el caso de que el dirigente nominal de la escuela no practique, o no pueda practicar el arte. Varias de las m·s antiguas tradiciones marciales existentes en JapÛn ahora est·n en una posiciÛn en la que esto se ha vuelto necesario.

En principio, el densho fue transmitido directamente, del lÌder a sus discÌpulos y estudiantes. Ha sido costumbre catalogar el linaje de profesores de modo que se pueda juzgar de un vistazo si alguien ha estudiado dentro de las lÌneas principales de una tradiciÛn o en una rama colateral (baikei). Adem·s, para autentificar una licencia de esta clase la pr·ctica es sellarlo con el sello personal del profesor y/o del lÌder. En algunas tradiciones pueden existir uno o varios sellos especiales ˙nicos del ryu que tambiÈn deben ser puestos para que la licencia pueda ser considerada autÈntica. Un ejemplo es la licencia que Morihei Ueshiba, como se dice, recibiÛ en 1908 en el arte de Yagyu Shingan-ryu jujutsu de Masakatsu Nakai. No he examinado este rollo personalmente, pero el lÌder de la rama de Yagyu Shingan-ryu que Ueshiba estudiÛ ha sido capaz de examinarlo, y Èl me ha dicho que la licencia carece de un sello de autenticaciÛn sobre el nombre del profesor. Es difÌcil determinar lo que la ausencia de este sello quiere decir con respecto a este densho en particular, ya que es muy improbable que se haya falsificado, sin embargo esto plantea un problema a estudiosos y exponentes del kobudo en la tentativa de determinar cu·les eran en realidad los antecedentes tÈcnicos de Ueshiba.

La autoridad del dirigente se basa en su capacidad para transmitir correctamente las tÈcnicas fÌsicas y principios que son particulares de una determinada escuela. En algunos casos, uno o varios ryus pueden convertirse en afiliados o incorporarse en la escuela «principal» por circunstancias histÛricas. Por ejemplo, el Shinto Muso-ryu es una de las tradiciones m·s antiguas de jojutsu (combate con bastÛn). Muchos de sus exponentes (en especial los estudiantes de la versiÛn modificada del arte, conocido como Jo-do) estudian, sÛlo el bastÛn. Aquellos interesados en la gama completa de la tradiciÛn, sin embargo, tambiÈn pueden estudiar un n˙mero de artes afiliadas: Uchida-ryu tanjojutsu (arte del bastÛn corto), Shinto-ryu kenjutsu (esgrima), Isshin-ryu kusarigamajutsu (arte de la hoz con cadena), Ikkaku-ryu juttejutsu (arte del jutte o porra met·lica) e Ittatsu-ryu hojojutsu (arte de atar). Los estudiantes de la Yagyu-ryu Shinkage, una cÈlebre escuela de esgrima y estrategia, tambiÈn pueden estudiar la Yagyu Seigo-ryu battojutsu (arte de desenvainar la espada) y el conjunto de tÈcnicas de bastÛn conocido como «Jubei-no-jo». El Muhi Muteki-ryu, otra escuela de jojutsu, incluye la pr·ctica de Iga-ryuha Katsushin-ryu jujutsu en su currÌculo. Una licencia separada puede ser o no ser concedida en alguno o todos estos sistemas auxiliares, en funciÛn de la pr·ctica normal de la escuela.

Ya que la autoridad del lÌder era absoluta dentro de un ryu, era imperativo que el individuo escogido tuviera el nivel m·s alto de destreza y de car·cter personal. La selecciÛn del sucesor de un ryu tiene, en teorÌa, siempre ha sido limitada a este tipo de destacados candidatos. Sin embargo, a travÈs de los aÒos las circunstancias cambiarÌan dentro de un particular ryu y no siempre era posible elegir a alguien con los ideales de conocimiento y capacidad personal. A veces los hijos del iemoto no fueron capaces de entrenar debido a una capacidad fÌsica limitada, enfermedad, lesiones o incluso la muerte en batalla. En otros casos, podÌa no haber hijos varones. En tales situaciones, la falta de una persona adecuada, a veces se cumplÌa adoptando a un estudiante excepcional como el heredero (como fue el caso de Kiyoshi Nakakura que fue nombrado heredero de Morihei Ueshiba despuÈs de su matrimonio con la hija de Ueshiba, Matsuko; A Nakakura le fue dado el nombre de Morihiro y adoptado en la Familia Ueshiba hasta que Èl y Matsuko se divorciaran algunos aÒos m·s tarde). Otra soluciÛn podÌa consistir en que los estudiantes m·s antiguos y los discÌpulos trabajaran juntos con el lÌder para preservar la vitalidad tÈcnica del ryu y su posiciÛn social. Incluso si una de estas personas era m·s experta que el lÌder, el soke siempre era considerado como la m·xima figura de legitimidad e ir en contra de su autoridad nunca fue tolerado. Esta forma de hacer las cosas fue seguida estrictamente hasta el final del shogunato Tokugawa. El perÌodo Meiji fue una Època de r·pida occidentalizaciÛn, cuando muchas artes tradicionales japonesas y costumbres fueron desechadas en favor de formas m·s modernas. Dan-i (rangos tÈcnicos) y shogo (tÌtulos de enseÒanza) se podÌan obtener en un tiempo mucho m·s corto que las licencias concedidas por el soke de una tradiciÛn cl·sica, y se volvieron m·s apreciadas. El desarrollo de organizaciones nacionales para el gendai budo (artes o vias marciales modernas) ha contribuido al debilitamiento de la popularidad y el reconocimiento general de las artes marciales cl·sicas. De hecho, sÛlo ha sido debido a los esfuerzos continuados de unas pocas personas obstinadas y dedicadas asÌ como de organizaciones como Nihon Kobudo Shinkokai y Nihon Kobudo Kyokai, que los kobudo ryu han sido capaces de preservarse ante todas las presiones sociales y econÛmicas de la era moderna. Es importante para aquellos de nosotros que estudiamos los sistemas modernos echar un vistazo mas de cerca de las tradiciones cl·sicas para que no se pierdan las lecciones que nos pueden enseÒar.

N. del T. Este artÌculo ha sido traducido del original que podÈis encontrar en el siguiente enlace: http://www.koryu.com/library/mskoss4.html.

Jodojo.es © 2014 Frontier Theme